Portada ¬Ľ Tu Abogado Experto en Consecuencias econ√≥micas del divorcio

Consecuencias económicas del divorcio

Ante un divorcio están a flor de piel toda suerte de sentimientos y relaciones entre antiguos cónyuges y sus hijos. No hemos de olvidar que también hay que lidiar en todo divorcio con una serie de consecuencias económicas a corto y largo plazo.

Así por ejemplo, tenemos:

  • Disoluci√≥n de la sociedad de gananciales y reparto de los bienes gananciales

A efectos civiles el matrimonio cesa. Y con él, cesa la comunidad de bienes, y hay que  pasar a liquidar la sociedad conyugal. Esto quiere decir que todos los bienes con tal consideración (gananciales), han de ser repartidos.

  • Pensi√≥n compensatoria

Esta pensión hace referencia al desequilibrio económico que en ocasiones queda uno de los cónyuges. Piénsese en ese cónyuge que queda al cuidado de la casa e hijos menores mientras el otro desarrolla una carrera profesional. Obviamente al final del matrimonio, uno de ellos tendrá un puesto de trabajo y carrera en marcha, y el otro habrá de empezar desde cero.

Pues bien ese desequilibrio en que quedaría una de las partes es lo que se trata de paliar con la pensión compensatoria.

  • Pensi√≥n de alimentos

Subsisten las obligaciones de los progenitores respecto de los hijos comunes, las cuales si bien permanecen inalterables, se modularán en proporción a las capacidades económicas de los progenitores.

  • Uso de la vivienda conyugal y pago de su correspondiente hipoteca si la hubiere

Corresponde a los hijos y al c√≥nyuge en cuya compa√Ī√≠a queden, tanto si la vivienda pertenece a los dos c√≥nyuges como si es propiedad privativa de cualesquiera de ellos.

Si el matrimonio no ha tenido hijos o éstos son independientes en el momento de la separación y la vivienda fuera ganancial podría asignarse un uso alternativo del mismo hasta que se ejecute la correspondiente liquidación de la sociedad de gananciales. Ello si la situación económica de los mismos fuera similar puesto que si hay una parte claramente necesitada, se asignará momentáneamente el uso a dicha parte.

La casuística es muy amplia. Imaginemos que la vivienda fuera privativa. En tal caso aunque la regla general es la asignación de la misma a su titular, podría no ser así si el no titular fuera la parte débil económicamente tras la ruptura.

En vivienda que es de alquiler la mecánica es la misma, permitiendo la Ley de Arrendamientos Urbanos que ello sea así simplemente comunicando quién queda en el uso del contrato al propietario.


Como ven las consecuencias econ√≥micas del divorcio son bastante serias, y conviene que disponga de un abogado especializado en divorcios como los que le ofrece BUSCANDO.ABOGADO Divorcios¬ģ.

Puede hablar con nosotros llamando al ūüďě605 059 619 o v√≠a mail en ūüď©info@tudivorcio.abogado

También puede contactarnos de manera inmediata vía Whatsapp haciendo click en la siguiente imagen